AndeanWire

La Digitalización de la tarjeta se abre camino en Colombia con el crecimiento de los nuevos pagos digitales

Escrito por admin
  • Las tarjetas digitales empiezan a incursionar de manera importante en el país siendo la primera o segunda opción preferida en todos los contextos de compra existentes, creciendo de forma acelerada en su modalidad móvil. En Colombia, el 63,2 % de tarjetas prepago, 28,3 % de las tarjetas de crédito y 18,5 % de las tarjetas débito son virtuales.
  • Frente a pagos con el smartphone, el 58% de la población bancarizada en el país ya paga a través de la modalidad vía app, seguido de pago con QR (55%), links o enlaces de pago (50%) y acercando el móvil al terminal de cobro (23%).
  • Las transferencias bancarias se posicionan con un 66% como medio de pago digital más utilizado, seguido de las transferencias inmediatas entre particulares y comercios en el país, ganándole terreno a las tarjetas débito y crédito.
  • El efectivo sigue siendo habitual en pequeñas transacciones y un 92% de los colombianos lo usa semanalmente.
  • El ecosistema fintech en Colombia continúa su expansión. El 74% de la población bancarizada en el país cuenta con al menos un servicio financiero contratado bajo este tipo de entidades; sin embargo, se reduce frente a 2021 la población que las considera su proveedor principal.

COLOMBIA (Abril 25 de 2023).       Desde el 2020, año en que inició la pandemia, se vive un punto de inflexión en materia de transacciones económicas que le ha dado apertura a la adopción de diferentes alternativas para realizar pagos presenciales y remotos, opciones que hoy se masifican y ratifican. A pesar de que el efectivo sigue siendo el método más empleado para compras presenciales, y un 92% de los colombianos lo usa habitualmente, las tarjetas digitales se abren camino de manera importante en el país y las transferencias se convierten en el medio de pago preferido en diversos contextos de compra, según se desprende del XII Informe de Tendencias en Medios de Pago de Minsait Payments.

El informe de Minsait Payments, realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI), ofrece una visión global y evolutiva de las tendencias de medios de pago a partir de las opiniones de más de 100 directivos y de las encuestas a 7.200 internautas bancarizados de España, Italia, Portugal, Reino Unido y Latinoamérica.

Según explica José Pablo Gil, responsable de Minsait Payments para la Región Andina, “a partir de 2020 se multiplicó el ritmo de crecimiento de los pagos digitales y su uso se ha generalizado entre las poblaciones más jóvenes. Ahora son los comercios y establecimientos los que tienen que agilizar sus procesos internos, porque no todos han adaptado sus medios de pago al comportamiento del comprador/pagador, y esto puede tener un efecto disuasorio en el momento de compra”.

Dada su aceptación por prácticamente todos los establecimientos, el uso de la tarjeta continúa siendo muy extensivo: el 85% de los colombianos bancarizados posee una tarjeta de débito, el 53% posee una tarjeta de crédito y el 43% de prepago. El dato novedoso es que en Colombia el 63% de tarjetas prepago, el 28% de las tarjetas de crédito y 19% de las tarjetas débito son virtuales, una modalidad impulsada principalmente por los neobancos y nuevos operadores.

En un entorno de crecimiento de los nuevos pagos digitales, la digitalización de la tarjeta está impulsando el pago móvil en Colombia. El 58% de los colombianos ya paga a través de la modalidad vía app, seguido de pago con QR (55%), links o enlaces de pago (50%), y acercando el móvil al terminal de cobro (23%). Además, el uso de apps o servicios financieros online, ya sea de un banco u otra entidad financiera, registran en Colombia un uso del 55 %. De aquí a cinco años, más de la mitad de los agentes de la industria encuestados considera que el pago móvil será el preferido de los consumidores a la hora de realizar sus pagos cotidianos.

Igualmente, en Latinoamérica el envío de remesas a través del uso de aplicaciones digitales para el envío y recepción de recursos internacionales también ha cobrado un papel destacado, pese a que aún existen grandes retos de inclusión financiera en esta materia. En particular, el porcentaje de población bancarizada en Colombia que ha utilizado apps para el envío internacional de remesas se ubica en 31%.

El estudio destaca además la fortaleza de las transferencias como método de pago tanto para compras online como físicas en términos de preferencia. En el caso de las ventas físicas el 25% de los colombianos prefiere pagar a través de transferencias, seguido del 18% que opta por las tarjetas y el 15% por los pagos inmediatos. En el comercio online las transferencias son la opción de pago preferida por el 42%, seguido de los pagos inmediatos con un 28% y las tarjertas con un 20%. Según el XII Informe de Tendencias de Medios de Pago de Minsait Payments, su uso de los pagos inmediatos irá aumentando a medida que se vayan incorporando cohortes de población joven: entre los menores de 35 años, el porcentaje de los que prefieren pagar por aplicaciones de transferencias inmediatas prácticamente triplica al de los mayores de 55 años.

El ecosistema fintech en Colombia sigue su expansión, pero los bancos continúan siendo la referencia

Los bancos se mantienen como la entidad financiera principal de referencia. Sin embargo, en algunos países de la región, especialmente en Colombia, los neobancos son ya competidores de estas entidades. Las personas jóvenes de Latinoamérica son las que mayores beneficios perciben, mejor sintonía y mayor fidelidad declaran con estos nuevos oferentes.

En ese sentido, en el país aumentó el porcentaje de población bancarizada que cuenta con al menos un servicio o producto contratado con estas entidades. Para 2022 la cifra fue del 74%, lo que representa un aumento de 13 puntos porcentuales frente a 2021.

Sin embargo, pese al crecimiento de personas que tienen contratados productos o servicios con neobancos, disminuye la población que considera a este tipo de entidades financieras como su proveedor principal. Ese registro pasó de 26% en 2021 a 22% en 2022.

Tarjetas en casos de uso innovadores, tokenización y nuevos flujos de pagos, entre las tendencias

Una de las tendencias destacadas este año es cómo la tarjeta se consolida en las transacciones más innovadoras. El 60% de los agentes de la industria encuestados en el Informe de Minsait Payments coincide en que la oportunidad de crecimiento de los pagos con tarjeta se verá impulsada por neobancos y banca digital, que buscan dar soluciones a problemas específicos de los usuarios con el objetivo de mejorar su experiencia. Un ejemplo podría ser el de los viajeros que buscan transparencia en las tasas de intercambio o tarjetas multidivisa.

Este crecimiento se verá reforzado por las plataformas de comercio electrónico y los marketplaces, con casos de uso como la emisión instantánea y a escala de tarjetas virtuales para el pago de múltiples proveedores y comercios asociados.

Otro impulso a las tarjetas vendrá de aquellas que permiten a los receptores de remesas acceder a su dinero de forma instantánea, pudiendo retirar efectivo en cajeros o realizar compras en comercios. También crecerán las tarjetas virtuales de un solo uso en modalidad Buy Now, Pay Later (BNPL), que permiten aplazar o fraccionar las compras. Por el contrario, los pagos con tarjetas vinculadas a criptomonedas aún constituyen un fenómeno de bajo impacto.

Otro de los datos destacables de este estudio es la convergencia entre el pago digital y la tecnología habilitadora invisible, que está ampliando las posibilidades de pagar entre todo tipo de agentes. La adopción de los pagos sin contacto tiene un aliado estratégico, la “tokenización”. El token es el elemento que viaja (no los datos del medio de pago) brindando seguridad y confianza en las transacciones. Según los expertos, las billeteras digitales y soluciones de pago móvil ocuparán en cinco años la primera posición en el top-of-mind de los consumidores en sus pagos cotidianos.

Por otra parte, el informe destaca que la próxima ola de digitalización impactará en los nuevos flujos de pago, permitiendo que el acceso a productos y servicios financieros se extienda entre empresas, consumidores y administraciones públicas. Según el informe de Minsait Payments, el peso de la innovación pasará de los consumidores a las empresas en la próxima década. Los expertos coinciden en que en todos los espacios donde se producen transacciones de pagos, especialmente en aquellos nuevos flujos de pago en entornos B2B (pagos entre empresas) o de las Administraciones públicas, hay un recorrido gigantesco, y en ambos sentidos: nuevas formas de pagar y de cobrar.

Acerca de Minsait Payments

Minsait Payments (https://www.minsaitpayments.com) ofrece servicios de procesamiento emisor y adquirente y soluciones innovadoras de pagos digitales. La compañía de Minsait apuesta por un modelo de procesamiento transversal orientado a empresas con una naturaleza tecnológica, entre las que se encuentran importantes fintech, bancos, retailers y grandes tecnológicas. Minsait Payments cuenta con más de 25 años de experiencia y un equipo de más de 1.500 profesionales especializados en pagos. Actualmente, ofrece servicios a más de 100 clientes en 20 países de Latinoamérica y Europa y procesa más de 220 millones de tarjetas en todo el mundo.

Acerca de Indra

Indra (www.indracompany.com) es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría y el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en todo el mundo. Es un proveedor líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de Transporte y Defensa, y una empresa líder en transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios, con un enfoque end-to-end, de alto valor y con un elevado componente de innovación. A cierre del ejercicio 2022, Indra tuvo unos ingresos de 3.851 millones de euros, casi 57.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países.

Fuente: Central de Noticias AndeanWire

Source: AW News Center